LOS ÚLTIMOS DINOSAURIOS VIVEN EN MENDOZA

Por Gallego Soto - 20 de Junio, 2006, 10:31, Categoría: Poder Judicial

Como todo el mundo sabe, los dinosaurios se extinguieron hacen millones de años. Sin embargo, hemos descubierto algunos especímenes vivos, 67 para ser más exactos, dentro de la provincia de Mendoza.

Los dinosaurios a los que nos referimos no son otros que los "jueces indexadores" del Poder Judicial de Mendoza que, ajenos a la realidad que los rodea, insisten en que el medio se adapte a ellos en lugar de adaptarse ellos al medio que los rodea y en el cuál pretenden seguir viviendo.

Los dinosaurios, y esto también es conocido hasta por los niños, se extinguieron al no poder adaptarse el medio en que vivían. Aparentemente tras un gran cataclismo, las condiciones de su habitat cambiaron hasta un punto en que estos animales no pudieron adaptarse al nuevo medio y sucumbieron irremediablemente.

Esto es lo que que sucederá inexorablemente con los "jueces indexadores" de la provincia de Mendoza.

Al parecer no han advertido, desde el pedestal que ocupan, que las condiciones de vida de toda la sociedad que los rodea y de la cuál forman parte, aunque ellos parecieran no percibir esa pertenencia, han cambiado drásticamente.

Pretenden seguir siendo los únicos cuyos salarios no se ven afectados por la inflación y otros "cataclismos" económicos tan frecuentes en nuestro país y en nuestra provincia.

Pretenden seguir siendo los únicos que no pagan impuestos por lo que ganan como debe hacerlo el resto de la sociedad que, dicho sea de paso, al pagar sus impuestos permite que los magistrados cobren su salario.

Pretenden seguir siendo los únicos empleados estatales que no aportan a la obra social a la que aporta el resto de los agentes estatales vulnerando de esa forma el principio de igualdad ante la ley que, paradójicamente, debieran defender y que, en cambio, vulneran cada vez que les resulta posible.

Pretenden seguir viviendo con sueldos del primer mundo en un país y en una provincia que hace rato tuvieron que darse cuenta de que el primer mundo cada vez está más lejos.

Pretenden seguir viviendo como lo hicieron por décadas sin considerar que hace rato que se acabó la época de las vacas gordas en el supuesto de que alguna vez haya existido para todos.

Pretenden, en definitiva, mantener irritantes privilegios en una sociedad que cada día los tolera menos aunque estos privilegios puedan enmascararse bajo una supuesta legalidad carente de toda moral.

Y con tales pretensiones, como les sucedió a los dinosaurios, sus días están contados aunque quizás cobren la indexación exigida.

No entienden que la sociedad cambió y no aceptará en forma indefinida los privilegios de unos pocos por muchos argumentos legales que puedan esgrimirse.

Están heridos de muerte y por eso su desesperación en manotear todo lo que puedan antes del final inevitable.

Sres. jueces (con minúsculas porque Jueces, con mayúsculas, son otros), disfruten del último botín que podrán arrebatar a quienes les pagamos sus sueldos. No les queda mucho tiempo para seguir saqueando las arcas públicas.

¿Qué vendrá después?, seguramente algo menos malo.

Quizás aparezcan jueces que sean más eficientes aunque ganen un poco menos.

Quizás aparezcan jueces que se animen a aplicar las leyes cuando, por ejemplo, se corten rutas como forma de reclamar.

Quizás aparezcan jueces que no titubeen en encarcelar a los poderosos de turno y traten de hacer cumplir aquello de la igualdad ante la ley.

Quizás aparezcan jueces que tengan vergüenza de embargar cuentas públicas de empleados que ganan salarios muy inferiores a los suyos.

Quizás aparezcan jueces cuyos hijos puedan sentir orgullo del trabajo de sus padres y no como sucede ahora en que muchas veces prefieren no mencionar que sus padres ejercen la magistratura.

Quizás aparezcan Jueces con mayúsculas, esos que hace rato que nuestra sociedad reclama y que no han aparecido ni siquiera cobrando abultadas dietas porque eso no garantiza la hombría de bien imprescindible para ejercer tan honroso cargo.

Seguro que quienes sucedan a estos agonizantes dinosaurios del derecho, ofrecerán algo mejor a la sociedad.

Gallego Soto

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Calendario

<<   Junio 2006  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog